Pasta is always a good idea

Hola chicas!!!!

Hoy, de nuevo, les dejo una receta que me hice el otro día y salió riquísima!!!! La realidad es que la otra noche salí del consultorio y no tenía ni idea qué cocinar al llegar a mi departamento. Cuestión que tuve el antojo de capeletines que hacía muchísimo tiempo no comía, y justo me los había nombrado un pacientito mío. Por lo tanto, les tiro la receta un poco inventada porque no sabía que salsa cocinar y medio que hice un mix entre dos tipos que suelo hacer. Espero les guste!

INGREDIENTES (para dos):

Capeletines (sabor que quieran. A mí me tentó los de verduras)

Una planta de puerro

1/4 de cherrys

1/4 pote de crema (pote chico)

Quesabores (cuatro quesos light)

image1.PNG-3

PASO A PASO:

1)- Cortar los cherrys en tres partes, y picar el puerro. Rehogar en aceite de oliva (previamente salpimentar). Paralelamente, poner agua a hervir.

image2.PNG-3

2)- Cuando las verduras están blanditas, agregar el medio pote de crema. Condimentar con nuez moscada (lo mejor para darle sabor a la salsa de crema). Mientras se va haciendo la salsa, echar los capeletines al agua (15 minutos de cocción).

image3.PNG-3

3)- Cuando a la pasta le falten unos cinco minutos, agregar un puñado de quesabores a la salsa para que se derrita y la espese.

4)- Colar los capeletines, agregarlos a la salsa, y LISTO para chuparte los dedos!!

Más fácil, imposible. Súper rico, ideal con copa de vino. Y, encima de todo, rápido de hacer. Ni lo dudes!

Enjoy,

P.

The Leather Mood

Leather portada

Buen día mujeres!

El post de hoy está dedicado no tanto a un ítem en particular, sino a un material que marca tendencia y que se encuentra en todo tipo de prendas. Estoy hablando del cuero, ó eco cuero para quienes así lo prefieran. Y, como podemos nuevamente ver, se hace presente la década del 80, por supuesto renovada y customizada. Y digo esto porque el cuero constituyó su ítem estrella, o su gran protagonista.

Desde hace varios años, las principales marcas nacionales e internacionales nos ofrecen las clásicas camperas de cuero como la “joyita” de sus colecciones. En parte, por la intensidad y la fuerza que este tipo de material refiere, y en parte por la elegancia y cancherosidad que representa esta prenda en un evento de noche. Y, precisamente esto, es lo más llamativo y sobresaliente.

En la actualidad, el cuero ya no se limita a una campera si no que la característica número uno que posee es su gran versatilidad: podemos ver este material en una campera, en un chaleco, en un pantalón, en una pollera, y hasta en un vestido. Ni que decir como “detalle de”.  Además, hoy marca tendencia llevar el cuero tanto de día como de noche, resultando en un look osado y muy cool. Llevar puesto algo de cuero nos invita a ser intensas, de alguna manera nos invita a vibrar con este material. Material que lejos quedó de resultar en un estilo punk ó motoquero. Hoy, hablar de cuero es hablar de sofisticación y elegancia.

Para las más atrevidas podemos decir que el total leather look no está para nada fuera de lugar. En mi caso, me inclino por un outfit que lleve una prenda de cuero y ése sea el gran lujito; tirar para un lado más clásico ó más rockero dependerá del evento y el ánimo que una tenga. Así que, ya saben. Alguna prenda de cuero tiene que haber en su armario, sin dudas. Les dejo un street style para que se inspiren. ENJOY!

 

P.

Abrigos XL

oversized coat portadita

El frío llegó para quedarse, y nosotras viendo de qué mejor manera hacerle frente. En mi caso, suelo parecer un osito en medio de la ciudad: abrigo sobre otro abrigo, guantes, bufanda y gorro. Soy muy friolenta y si algo no me gusta es sufrir el frío. Prefiero llegar a un lugar y empezar a sacarme las capas de cebolla, que tiritar y tener los labios violetas en la calle.

Pero debo decir que esta temporada de invierno nos facilita un poco las cosas con esta tendencia de los oversized coat. Y me refiero a los tapados y sweater extra large. En este post voy a detenerme en los tapados mega grandes que pisan fuerte en la city porteña.

Los hay de todas las formas y colores. El denominador común: son súper abrigados y no dejan parte de tu cuerpo al descubierto. Digo esto porque, literal, te tapan hasta los tobillos. Suelen tener una caída más bien recta, sin marcar la figura. De hecho, tienen un estilo más masculino, mientras que el costado femenino lo dejamos para el resto de las prendas que hacen al outfit.

Se reservan tanto para el día, como para la noche, aunque mi favoritismo se inclina para un look diurno. El ideal: jean, sweater, camisa y maxi abrigo. Para las bajitas, recomiendo algo de tacos ya que, como es sabido, todo lo que es muy largo resalta la altura pequeña de una persona.

Si te estás lookeando para salir a la noche y no querés padecer el frío, ó simplemente te tienta usar tu tapado mega grande del armario, queda divino combinarlo con una pollera corta y una remera muy canchera. ¡Vas a estar muy bomba!

Mis colores preferidos para este tipo de abrigos es el negro, el gris y el camel. Pero si sos más jugada, te podes animar a colores más intensos como un colorado, un celeste, un rosa y hasta un blanco. La elección depende de vos, porque todo pisa fuerte en este crudo invierno. Les dejo un street style que seleccioné para ustedes. ENJOY!

P.

Veggie Food

cooking

Buenas noches!!

Hoy les dejo un post rápido y breve. Cómo cocinar fideos salteados con oliva, cherrys y albahaca. UNO: no pueden más de ricos. DOS: súper sanos. TRES: muy simple de hacer.

INGREDIENTES (para dos):

– Medio paquete de fideos (mis preferidos para esta salsa son los fuccili ó, coloquialmente, los rulitos. Pero cualquiera van como bomba!)

– Cherrys (1/2 kg)

– Albahaca (una planta grande, o dos plantas chicas)

– Quesabores sabor cuatro quesos (si quieren hacerlo más light aún compren quesabores LIGHT)

– Aceite de oliva (OBVIO…)

ingredientes

PREPARACIÓN:

1)- En una wokera (ó cualquier olla. La diferencia es que en la wokera pueden poner el fuego más alto y no se quema) ponen aceite de oliva (un chorro considerable) y vuelvan los tomates cherrys previamente cortados en tres. Fuego moderado a leve. Sal, pimienta y orégano.

2)- Al mismo tiempo, ponen a hervir agua en otra olla. Sal gruesa.

Paso 2

3)- Una vez que hierve el agua, se echan los fideos. Mientras tanto los cherrys se siguen haciendo: la idea es que queden blanditos lo justo y necesario, sin que pasen a ser amorfos. Generalmente, mientras los fideos se hacen, los tomates llegan a su punto justo. Si ven que se están haciendo muy rápido, tranquilas y bajen el fuego.

4)- Una vez que los fideos están, los cuelan. Los vuelcan con los tomatitos y y recién ahí mezclan la albahaca. Un tip que queda muy bueno es salpicar con los quesabores y mezclar.Se derriten y le dan un sabor muuuuuuy rico.

LISTO

LISTO! Más fácil, imposible. Más rápido, no hay modo. En 15 minutos tienen una cena que para agasajar a alguien es genial. Les tiro el dato que queda muy rico es ponerle almendras picadas. Vino blanco ó tinto. A elección.

Enjoy!

P.

GRANDE PÁ!

Aprovechamos este día para homenajearlos a ellos. A esos hombres de nuestras vidas, que nunca dejarán de serlo. Más allá de las distancias, los tiempos, las incomprensiones, las peleas, los entre dichos, y más. Un vínculo que no se corrompe, que no se pierde, que no se busca. Simplemente ES. Simplemente EXISTE per sé. Y estoy hablando de nuestros papás. De aquellos amores incondicionales si los hay.

Un papá. Quiere tu bienestar, siempre. Quiere verte feliz, siempre. Mueve cielo y tierra, hace lo imposible, te ofrece hasta lo que no tiene. Porque su único objetivo es sacarte una sonrisa. Con su cuerpo te cuida y te protege. Con sus manos te mima. Con su alma te quiere y abraza. Aquella persona que muchas veces no te entiende, que muchas veces te reta, que muchas veces te prohíbe cosas. Aquella persona a la que muchas veces les decimos las peores barbaridades. Aquella persona a la que odiamos intensamente, pero amamos más de lo que podemos amar. Es nuestro papá. El que se desvive por la familia. La voz, la autoridad, el respeto, el amor.

Compartimos la vida. Compartimos experiencias. Compartimos alegrías y tristezas. Yo les comparto un recuerdo que llevo grabado en mi todo: creo que una de las cosas más protagonistas, y más bellas,  de mi relación con papá era “el avioncito”. No había vez que no llegara a casa, sepan que hablo de cuando yo era muy chiquitita, y no le pidiera que me haga el avioncito. Esto era: mi papá se acostaba en la cama o en el piso, levantaba las piernas en posición 90 grados, y me acostaba a mi en sus plantas del pie con los brazos abiertos en 180 grados y me movía con sus piernas como si un avión estuviera planeando. Único. Me encantaba ese momento con mi papá.

Hablamos de ese amor tan único y personal que tenemos hacia nuestro padre biológico. Pero también está aquél padre que te regala la vida. Aquél padre que uno elige con el alma y el corazón. Aquél padre con el que se comparte un amor inmenso. Te llena, te alimenta. De dicha y gozo.  Gran amor, distinto pero especial. 

En contadas ocasiones ocurre que cuesta entender este amor del que les hablo. De hecho, muchas veces no sabemos cómo conectar con nuestro papá. No dejamos de estar hablando de dos personas y un vínculo que, si bien existe desde el momento uno que salimos de la panza de mamá, hay que construirlo. Pero de algo estoy segura: siempre en el fondo el amor está. Sólo es cuestión de bucear en el alma, y encontrar la manera de expresar ese vínculo, ese amor, ese cariño. Y vibrar con él.

Les digo algo: no se queden con las ganas de decir nada, no se queden con las ganas de hablar nada. Digan te quiero cada día, abracen a su papá siempre que puedan. Un día no estará más, y lo más lindo sería que nada haya quedado pendiente. Al menos, intentarlo. No callen nada. No hay nada más bello y sano que soltar las palabras que necesitamos soltar, y los sentimientos que sentimos tener.

Son de esos amores incondicionales, son de esos amores eternos. Este hombre sí va a prometerte la luna idea y vuelta. Sólo tengo un gracias inmenso. FELIZ DÍA PÁ!!!

Por siempre y para siempre.

TRES OTOÑOS

P.

Little Black Dress

Amigas virtuales, ¿como están?

¿Por qué no hablar un poco sobre el clásico vestido negro que nos salva ante cualquier ocasión? No viene mal dedicarle un post a esta prenda tan imprescindible de tener en nuestro armario. Y me refiero a su accesibilidad, a su ponibilidad, a su “nunca pasa de moda”. Estoy hablando del vestido negro corto, que puede ir tanto para el día como para la noche.

Siempre digo que es un must have de cualquier temporada. Su versatilidad va a depender de cómo lo lleves en los distintos eventos que tengas. Siempre los accesorios darán la nota final, y pueden hacer de tu vestido algo totalmente distinto. Un vestido negro clásico, de corte recto, suelto, es algo muy básico. Ponerle un buen collar puede darle sofisticación, ó hacerlo muy canchero. No es lo mismo llevarlo con unos stilettos de color que harán de tu look algo muy chic, que llevarlo con unas botinetas de cuero y tachas que prometerán cancherosidad y algo más rockero. Al mismo tiempo, levantarlo con un buen sombrero pueden darle a tu conjunto un toque más cowboy.

Andalo con bucaneras, booties, stilettos, mocasines oxford, y hasta con zapatillas para darle un toque más sporty que tan de moda está. Abrigalo con campera de cuero, flecos, pieles sintéticas, glitter para un look más noche, y hasta sweater de tejido grueso ó fino. Accesorizalo con collares, pecheras, vinchas, sombreros, gorros de lana. Como verán, gustos por doquier. Lo que más te identifique, lo que más hable de vos. El vestido no tiene límites, el único límite sos vos.

Como pueden ver, las opciones son infinitas. Y nunca será el mismo vestido cada vez que lo uses. Si aún no lo tienen, ya saben cuál es su próxima compra. Si lo tienen guardado en su guardarropa, no esperen más para volverlo a usar. Le hace frente al frío, al calor y, sobre todo, al paso de los años.

Les subo algunas fotos para que saquen ideas. Enjoy!

P.

 

Love Clutch

boho chic clutch

Creo que no hay mujer que no se considere una eterna enamorada de las carteras y los zapatos. Por eso les escribo este post para tirarles un dato más que interesante, y muy cool. En los tiempos que corren se impuso con fuerza la tendencia de llevar como detalle accesorio el clutch, ó más conocido como el “sobre”. Hasta hace un tiempo, este complemento era el GRAN protagonista de una fiesta, y su uso sólo se limitaba a ese tipo de eventos. Encerraba una cuestión más elegante. Ahora podemos llevarlo puesto en cualquier ocasión tanto de día como de noche, y los hay de todos los estilos: con brillos, divertidos, de colores vibrantes, clásicos, boho chic, con flecos. El límite es el cielo, como me gusta decir a mí.

El clutch se destaca por su propia personalidad, intensa, fuerte, sobresaliente. Y precisamente ese toque se lo termina de dar al outfit que elijas. A mi me gusta que este accesorio tan sofisticado que roza lo chic sea fuerte, es decir que llame la atención dentro del conjunto. De alguna manera, que levante las prendas, por eso me atrevería a jugar con el sobre que elijo. Prefiero llevar puesto algo más clásico, ó relajado, y que la joyita sea el clutch. Por demás canchero.

Los hay de todos los tamaños: bien chiquitos que entra, literal, lo básico, y más grandes ideal para el día. Igualmente, yo los dejo para la noche. Para mí, son la estrella de la noche. Para el día, me quedo con las carteras bolsones porque suelo llevar bastantes cosas en ella.

Acá les dejo muchas opciones de clutch… para que elijas el que más te cope! Disfruten!

P.

Shearling Jackets

shearling jacket

Amigas virtuales!

Como ya les he comentado en anteriores post, me sorprende la versatilidad de la moda actual. Hoy podemos decir que hay estilos para todos los gustos, sólo es cuestión de elegir el que te identifica más. Igualmente, siempre hay una tendencia que adquiere un especial protagonismo, y en este caso me llama la atención la imposición del look seventies en las principales vidrieras. Lo hemos visto en las principales marcas internacionales, y me animo a decir que hace furor en nuestro invierno 2015.

En el anterior post de esta columna, hablaba de un clásico ítem de la década del 70 y son los mocasines oxford. Hoy les presento otro gran aliado para las bajas temperaturas, y que nos trasladan nuevamente a aquellos años. Estoy hablando de las shearling jackets, o más conocidas como los abrigos totalmente forrados en piel de oveja (por supuesto siempre haciendo referencia a la piel sintética).

Este abrigo muy seventie lo podemos ver tanto en camperas como en chalecos, y resultan en un outfit casual y relajado. Tanto de día como de noche, adquiere protagonismo y es una prenda súper combinable. Yo prefiero usar este tipo de abrigos con leggin ó jean cigarette; las camisas le dan un aire más sofisticado, y las remeras con estampas una onda más rockera. Siempre canchera, sin dudas.

En la temporada presente las shearling jackets son un must have de nuestro armario. Les dejo una selección del street style que tiene como la joyita del outfit a este ítem. Enjoy!

Self Love

Look inside me

En contadas oportunidades he escuchado el concepto de estar bien con uno mismo para poder estar bien con un otro. De hecho, en contadas oportunidades de mi boca han salido esas palabras. Tal vez no sin tanta conciencia de la intensidad de esa frase. Porque me pongo a pensar en lo que abarca la idea de “estar bien con uno”. ¿Qué significa tal cosa? De repente me encuentro reflexionando sobre ello, y puede tener que ver con la época de mi vida en la que me encuentro donde los cambios y las mutaciones brotan por todos lados. Crisis vital,me atrevo a decir. Uf, heavy.

Volviendo al punto. Estar bien con uno tiene que ver con un estar en plenitud con lo que uno es: lo bueno, lo malo, las virtudes, los defectos, los recursos, la falta de ellos. Tiene que ver con un conocerse tal cual uno es y conocerse en sus “potencias de”, esto es, conocerse en sus “lo que puedo ser”. Es saber hacia dónde uno quiere ir, y andar ese camino. De alguna manera, es tener el foco de nuestra atención en la propia persona. Porque sólo sabiendo quién soy, puedo SER con un otro. Puedo brindarme entera, puedo abrirme. Puedo mostrarme. Suena difícil, ¿no? Y lo es.

El ser humano le teme a la soledad. Vive para estar con otra persona, y compartir sus cosas. Y casi que a lo largo de su vida vive en función del otro, y para estar con el otro. De ahí que, de alguna manera, se escape de sí mismo, y se centre en cómo ser con otra persona. Y precisamente por esto también es que cuando se pierde a ese otro TAN importante y fundamental para uno, se pierde a sí mismo. No se reconoce, no se conoce. Desde esta mirada, el otro nos llena y cuando ya no está mas, sólo queda un “vacío”.

Así es que es tan esencial el auto-conocimiento. Yo me tengo que llenar conmigo. El otro puede completarme. Así, sin preámbulos. Debo darme tiempo y espacio. Debo dedicarME. Descubrir lo que me gusta hacer, y hacerlo. Descubrir lo que deseo, y perseguirlo. DescubrirME. QuererME. Poner toda mi energía y libido en mí; para que sólo así pueda ser plena con un otro. Para que sólo así pueda dar lo mejor de mí, porque conozco aquello que es lo mejor de mí.

Es un camino difícil, pero no imposible. Se hace con pequeñas cosas. Si yo estoy ocupada conmigo y dedicada a mí, lo otro viene sólo. Aquél otro que me haga feliz, que me complete, que me haga sentir bien, llega sólo. Sin buscarlo. Y en realidad es porque yo ya soy feliz, sola, conmigo. Si soy feliz, el otro pone un granito más (grande, intenso, vital) a esa felicidad que ya existe. Si yo no soy feliz antes, porque en realidad no sé qué es aquello que me genera felicidad y plenitud, ¿cómo puedo querer serlo con otra persona? Puede sonarles un tanto egoísta esta concepción. Pero no lo es. Si yo me cuido, estoy cuidando a la otra persona. Porque si yo estoy bien, puedo hacer sentir bien a la otra persona.

Es para pensar… y decidir. Yo ya tomé mi decisión. Comparto una frase de Mario Benedetti, impecables palabras siempre: “la mejor manera de ser feliz con alguien es aprender a ser feliz solo. Así la compañía es una cuestión de elección y no de necesidad”.

Les deseo un muy buen día. Buenas energías para ustedes.

Kiss,

P.

The Oxford Shoes

GOLD OXFORD SHOES

Hola mujeres del mundo!

Les quiero compartir un post en donde les presento una de las últimas tendencias en el mundo de la moda, y tiene que ver con los mocasines tipo OXFORD. Como podemos ver, el armario se renueva constantemente, y siempre se vuelve a décadas pasadas. Precisamente, este calzado no es la excepción a la regla ya que si nos remontamos al siglo XIX aparecían los zapatos oxford como uniforme extra-oficial de la Universidad de Oxford (de allí su nombre).

Por supuesto que las plataformas siguen siendo furor en las calles porteñas y en las principales marcas, sólo que ahora tenemos otra opción a la hora de lookearnos. La tendencia actual nos invita a bajarnos de las plataformas, y lucir este tipo de mocasines que le dan un toque masculino y chic a tu outfit. Los hay de varios modelos y texturas, y se puede combinar tanto con pantalones como con faldas. Incluso queda muy canchero, y más rockero con unas calzas. Dependerá de cuán atrevida resultes, el estilo que quieras imponerle a tu look. Acordonados, de cuero, con tachas, con brillos, de gamuza. La variedad es infinita, para todos los gustos, para elegir con el que te sientas más identificada.

Los oxford no se caracterizan por tener un taco alto, y tal vez a simple vista si sos bajita no se te ocurre probártelos. Generalmente, estamos acostumbradas a las plataformas que, si algo tienen, es que te estilizan y te suman varios centímetros (y hablo en primera persona porque la altura no me caracteriza en lo absoluto). Pero, ya les digo que esto es un error. Por el tipo de forma que presentan estos zapatos (son finos y terminan en punta) también estilizan la figura, y hacen las piernas más largas.

Los zapatos oxford son un must have en tu armario, y resaltan un estilo muy british donde la comodidad y la elegancia son protagonistas. Y esto es lo que me resulta más interesante. Cómo la nueva temporada prioriza el estar cómodas y relajadas, pero no por eso menos elegantes. Una característica de este modelo de calzados es la cuota de sofisticación que le otorga al conjunto que elijas usar.

Les tiro algunos datos para encontrar los mejores modelos. Por supuesto que las principales marcas los presentan como su joyita de la temporada, pero también tienen otras opciones que tal vez son más económicas y me refiero a algunos showroom. Uno de ellos es CHAO (instagram: @chaoshoes) respecto al cual me considero gran fan de sus calzados. Tiene varios modelos de zapatos oxford y son súper cancheros. También pueden encontrarlos en CESTFINI  (instagram: @cestfinizap) que ofrece varios que son un lujo.

Bueno, aquí he terminado mi post. Como verán, este invierno ofrece variedad de estilos. Plataformas, zapatillas, ballerinas (ó flat, ó chatitas) y oxford. Hace que outfit brille! Les dejo algunas fotos que me coparon. ENJOY!!

P.