My Mood Today: Batik

Hola chicas!

Siempre todo vuelve, y no es la excepción para el estilo batik. ¿Qué es, en sí, el batik? Es una técnica oriental a partir de la cual se tiñen prendas de algodón resultando en una onda muy veraniega. Para la temporada que arranca próximamente, esta tendencia pisa fuerte. Fiel al estilo boho, podemos ver vestidos, remeras y polleras con el batik como protagonista.

Siempre les digo que en la moda de estos tiempos nada está reservado para el día ó para la noche; este caso, es la excepción a la regla. Es un claro ejemplo de look diurno, siendo la playa su gran aliada.

Resulta en una onda relajada, casual y bohemia. De colores alegres y festivos. La combinación ideal para el batik son colores neutros como el blanco ó el negro debido a que el protagonismo lo tiene que tener esta estampa. Queda también muy canchero con denim.

Lo interesante de esta tendencia es la posibilidad de poder hacerlo una misma. Es un buen plan juntarse con amigas y customizar prendas de algodón como vestidos o remeras. Este DIY es sencillo, económico y divertido. Les dejo el paso a paso:

  1. Eligen la prenda de algodón, preferentemente color blanco, y le hacen varios nudos ó torzadas con banditas elásticas.
  2. Diluir 3 cucharaditas de anilina (color a elección, se compran en una mercería) y en una cucharadita de sal gruesa en un bol con agua hirviendo. Mezclar en un balde con agua fría y allí introducir la prenda por 40 minutos.
  3. Enjuaguar con agua fría dos veces. En el segundo enjuague, agregar un vaso de vinagre blanco (función: fijar el color).
  4. Centrifugar y secar la prenda durante un día entero (con las banditas tal cual las pusimos al comienzo).
  5. Cortas las banditas y planchar a seco para marcar el color. Y ¡Listo! Prenda customizada handmade.

¿Probamos? Mientras les dejo un street style!

P.

 

Do It Yourself

Hola chicas!!

El post de hoy es un “do it yourself” muy sencillo, y divino para decorar el hogar. Los frascos de vidrio los podemos usar como floreros, como porta-velas, como lapiceros, y como infinidad de cosas más. Aquí les dejo una idea de cómo decorarlos, resultando en un aire muy vintage. Me gusta la idea de hacer algo con nuestras propias manos porque le da un toque muy personal al espacio en el que una vive. Brinda una muy linda satisfacción, e incluso me atrevo a decir que es muy terapéutico. Por ese rato, te desconecta de los pensamientos, de los problemas, de las responsabilidades y nos metemos de lleno en esa manualidad que con tanto amor nos ponemos a hacer. ¿Se animan?

Necesitan:

– frascos de vidrio de distintos tamaños (empiecen a recolectar potes mermelada, de especias, de verduras al escabeche, etc.),

– hilo de yute,

– un botón (el que más les guste)

– cinta bebé (color a elección),

– pegamento

– tela tejida (a elección)

Paso a paso:

Agarran uno de los frascos, miden la cantidad de tela que necesitan para bordearlo y la cortan. Ponen pegamento en ambos extremos y largos de la tela para que, muy cuidadosamente, la peguen en el frasco. Por último, atan en el extremo superior del frasco el hilo de yute y la cinta bebé con un moño. Otra alternativa es pasar el hilo de yute por el botón elegido, dar muchas vueltas en el extremo superior y atarlo con doble nudo. LISTO! En tan sólo cinco minutos, tienen nuevos elementos decorativos y handmade. ARRANQUEN!! y después posteen lo que hicieron!!

ENJOY!!!

P.