La previa del cumpleaños

fucsia

Hola chicas!

Les escribo para compartir una sensación que tengo, y que siempre me aparece los días previos a cumplir años. A partir del 2 de enero hasta el 15 (mi cumpleaños) me brota una sensibilidad extrema ante todo, y hacia todos. Estoy como en una ciclotimia diaria que no me deja estar tranquila ni por un ratito. Puedo estar riendo en un momento determinado, y de repente sin motivo (aparente) alguno comenzar a llorar. Es, algo así, como incontrolable.

Hice terapia, continúo haciendo y, sin embargo, no puedo descifrar la razón de porqué me pongo así.

Es mezcla de: nostalgia, melancolía, temores, alegría, angustia, ansiedad, fastidio, añoranza. Como verán, la mayoría de las emociones no parecen ser del todo lindas (no digo negativas porque yo, psicóloga, sé que las emociones malas no existen como tal). Me siento como un remolino emocional imposible de controlar. Tampoco sé si quiero dominarlo (soy de las que considera que hay que sentir lo que se siente, vibrar con la emoción actual, dejar ser).

¿Ven? Así estoy: con la duda todo el tiempo. Son 13 días en los que no sé nada. No sé que quiero, que no quiero, que prefiero, que no prefiero, que me molesta, que no me molesta… y así puedo seguir.

Una vez mi mamá había leído que el cumpleaños es una fecha tan importante por lo que implica y significa (un año más, un cambio, una nueva oportunidad, un nuevo comienzo, un nuevo intento) que coloca a la persona en un lugar de vulnerabilidad plena. Tal vez esta sensibilidad de la cual hablo (prefiero llamarla de esta manera, y no vulnerabilidad) es necesaria para cumplir con paso firme. Cumplir con plena conciencia de lo que está sucediendo. Cumplir con todo el ser. Pero ¡pucha! que es difícil.

Me pregunto:

¿Soy feliz? (pregunta ERROR porque la felicidad son momentos, y lo ideal es que le ganen a los otros). ¿Me siento plena? ¿Me quieren los demás? ¿Les importo? ¿Se acordarán de mi cumple? ¿A dónde quiero llegar? ¿Qué quiero ser? ¿Cumplí mis objetivos? ¿Qué me pasa?

A la vez que me hago todas estas preguntas (al mismo tiempo, y constantemente) no respondo ninguna. Creo que no es el momento, el tiempo ni el lugar para responder preguntas semejantes. Que, ante todo, son vagas, amplias, inexactas. Porque… ¿en algún momento uno se siente realmente pleno? (o siempre busca algo más…). ¿Cumplir todos los objetivos a los 30? (raro…). ¿Qué quiero ser? (¿A qué me estaría refiriendo?) Y así seguimos.

Creo que en momentos de extrema sensibilidad lo mejor que se puede hacer es vibrar con ella, sentirla, vivirla, y dejarla pasar. Así, pronto y sin darnos cuenta, un día desaparece. De hecho, una vez que llega el gran día (mi cumpleaños) y lo disfruto, la gente me saluda, lo celebro, la paso bien… todas estas locurillas así, sin más, se dejan de sentir.

Quisiera saber si a ustedes les pasa algo similar, si comparten estas emociones conmigo, si se sienten identificadas, y si no estoy sola en esto. De no pasarles, cuéntenme si quieren cómo se sienten en la previa de su cumpleaños. Tal vez, me dan una respuesta a mi pregunta.

Besos,

P.

Anuncios

Un comentario en “La previa del cumpleaños

  1. lumna85 dijo:

    Acabo de pasar los 30 y creo que en algunas cosas tienes razón… aunque yo pienso que la edad es simplemente un número, y tenemos que ser conscientes de que la edad verdadera es la que nosotros sintamos, un saludo 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s