Un día más

new day

Buen día chicas

Me gusta pensar el día como un nuevo comienzo, una nueva oportunidad. Al fin y al cabo eso es lo que es. Comenzamos el día, y comenzamos de vuelta. Podemos desarmar aquello que hicimos el día anterior, podemos resolver lo pendiente, podemos cambiar el curso de las cosas, podemos respirar de vuelta, podemos dedicarnos tiempo, podemos hacer eso que nos quedó sin hacer.

Es un día más para vivirlo a pleno. Para gozarlo, celebrarlo, disfrutarlo. Por supuesto, puede estar lleno de obstáculos, de dificultades, de contratiempos. Pero tal vez es un cambio de actitud que necesitamos hacer frente a esas pequeñas cosas. Y tal vez el nuevo día nos desafía a eso. Nos desafía al cambio. Un cambio que se necesita, que conviene, que es para bien.

Cada nuevo día es un aprendizaje. Un aprender algo nuevo. Algo personal, algo del afuera, algo nimio, algo profundo. Aprender a lidiar con situaciones, aprender a conocernos siempre un poco más. Y eso es lo más lindo que tiene el nuevo despertar.

Ahí está. Eso que acaba de escribir sin darme cuenta es lo que encarna el nuevo día: un nuevo despertar. Un despertar y abrir los ojos, un nuevo despertar de conciencia, un nuevo despertar del alma. Hay que aprovecharlo, hay que agradecerlo, hay que vivirlo.

A veces, me voy a acostar cuando llega la noche y pienso. No paro de pensar. Pienso en los problemas, pienso en lo que no pude hacer en el día, pienso en lo que tengo que hacer al día siguiente. Me inundo de pensamientos que me dejan, casi, sin aliento. Y de repente me digo: “Pau mañana es un nuevo día con su desayuno, con su rutina, con sus sorpresas, con su gente, con su todo. Soltá y mañana verás las oportunidades que tengas”. Y ahí mismo, trato de relajarme, pausear los pensamientos y dejarme llevar.

Cuesta verlo de esta manera. Es fácil decirlo, pero difícil sentirlo desde el alma y actuar en consecuencia. Pero si todos pudiéramos realmente captar este gran secreto de la vida, cada día lo veríamos como un regalo, y así arrancaríamos desde que abrimos los ojos. Será cuestión de entrenarnos en esta idea porque, como todo, es un entrenamiento y trabajo constante.

Los dejo con esta reflexión, ojalá les haya gustado!

P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s