A Roma con amor ♥ ♥

Holaaaaaa!!!

¿Cómo andan? Yo queriendo revivir un viaje hermoso que comencé el 21 de junio de este año, y lo terminé el 11 de julio. Estoy sentada con mis anotaciones al lado para compartirles a ustedes info, datos, consejos y todas las cosas que pueden servirles si están planeando las vacaciones.

Fui invitada a un casamiento en Milán por lo cual aproveché y armé vacaciones en Italia. Ya había estado años atrás en ese país cuando vivía en Madrid, y había visitado las ciudades típicas: Roma, Florencia, Venecia y Milán. Por eso, lo que hice este año fue el norte de Italia y lo que les puedo decir es que es una LO CU RA. El viaje lo hice con mi mamá, fue un viaje de madre e hija y (otra cosa que puedo decirles): armen una escapada con sus madres!!!! No tiene desperdicio y es una de las cosas más lindas que pueden hacer en la vida. Italia tiene ese “no sé qué”. Tiene vida. Tiene swing. El idioma, la música, su comida, sus aperol, su historia, su arte, sus hombres italianos, sus calles, sus panorámicas, su todo.

Siempre digo que no se puede ir a Italia sin pasar por ROMA (sumado a: “todos los caminos conducen a Roma”), de ahí que hayamos arrancado el viaje en esta maravillosa ciudad. Y cuando digo que es maravillosa lo digo por todo lo que tiene, lo que implica, lo que inspira. Hablar de Roma es hablar de arte, cultura, historia, aperitivos, gente, piazzas, música, callejuelas, magia. Con respecto a sus accesos, debo decirles que cuenta con sólo tres líneas de metro y distintos buses, y no te acercan a muchos lados. Pero lo bueno es que todas las atracciones, museos y piazzas están cerca y, tranquilamente, se pueden hacer caminando. De hecho, te va a gustar caminar Roma (y perderte, y volverte a encontrar).

Las principales piazzas de Roma son las siguientes: Navonna, Popolo, Trevi, Spagna y Panteón. Todas tienen su encanto y su sello particular. Voy a comentarles el recorrido que hice en Roma y que me iba llevando a los distintos puntos turísticos. Un día empezaría visitando el Vaticano, esto es la basílica (subiendo también a la cúpula donde hay una vista panorámica de la ciudad hermosísima) y el museo (es muy grande por lo cual lleva bastante tiempo). DATO: para entrar al Vaticano deben ocultar piernas y hombros, entonces si hace calor y están libres de ropa pueden comprarse unos pareos muy baratos que venden ahí mismo y disfrazarse un poquito sólo para entrar, o bien ya ir preparadas desde el hotel. OTRO DATO: los miércoles el papa Francisco hace las audiciones en donde sale a la plaza y se acerca a las personas, así que consideren que para entrar al Vaticano tiene que ser después del mediodía. Una vez hecho todo esto, pueden ir al Castelo San´t Angelo que es un monumento romano ubicado a orillas del río Tíber (hermoso para fotos) y que se puede visitar por dentro. Está muy cerca de la ciudad del Vaticano. También cerquita, y al otro lado del río, se encuentra primero Campo dei Fiori y luego Piazza Navonna. Según horarios y cuán cansados estén son dos puntos que a mi me enamoraron y son ideales para almorzar o cenar. Campo dei Fiori es un mercado al aire libre que abre todos los días y en el cual se pueden encontrar frutas y verduras de la mejor calidad (coman naranjas con la mano ahí mismo que son una delicia, van a ver unos cherrys nunca vistos, y los vasos de frutas cortadas son para no perdérselos), diferentes puestos que venden especias típicas del lugar y pasta de las formas que se te ocurran. También, las mejores flores y puntos para comprar ropa, carteras de cuero y accesorios a excelente precio y de muy buena calidad. A la noche, el mercado cierra, se prenden las luces y los restaurantes hacen del lugar la posibilidad de una muy linda velada. Piazza Navonna es la piazza que a mi más me gusta por su amplitud, sus estatuas y fuentes en el medio y los bares y restaurantes a su alrededor con sus mesitas afuera. Siempre hay italianos haciendo algún show, y nunca falta la música de fondo. Realmente te sentís en una película (aunque eso mismo pasa en otras piazzas también).

Con respecto a la Fontana di Trevi y la Piazza del Panteón, son dos puntos que se pueden hacer uno seguido del otro porque están casi que a la vuelta. Primero pasaría por la fontana, y tiraría la moneda con los deseos (de espaldas, ¡recuerden!). La misma estuvo cerrada bastante tiempo por remodelación por lo tanto está impecable con agua de un color turquesa increíble. De ahí, me iría para el Panteón. Si quieren pueden entrar a visitarlo (e a elección personal, considero que no es súper imprescindible verlo por dentro). Les recomiendo almorzar en la piazza: hay un lugar para darse una buena panzada de quesos y fiambres (que son tan ricos en Italia) que se llama “Pizzicheria Romana”. Es una cosa de locos. Picada con vino blanco… sin palabras.

fontana di trevi

Luego tenemos la Piazza Spagna con su imponente escalinata. Es ideal para llegar y sentarse en uno de sus tantos escalones para apreciar la fuente que hay en su base, los turistas, la música, y dejarte sorprender. Arriba de todo, hay un wine bar ideal para tomar un aperitivo al atardecer porque el sol cae ahí. De la piazza, sale la vía Condotti que es la calle “fashion” por tener las principales marcas internacionales de moda. En las callecitas que la cortanpueden encontrar varios restaurantes y elegir el que más les guste para cenar.

La última piazza que nos queda es la del Popolo (la piazza del “pueblo”, históricamente hablando). Lo que hice yo fue caminar toda la vía Del Corso que es una calle peatonal con todos locales de ropa la cual desemboca precisamente en esta piazza. Otra calle para caminar es la vía Veneto que termina (o comienza) en Villa Borghese que es un parque muy grande, también muy lindo para caminar mientras nos tomamos un helado. En Veneto, los restaurantes son muy lindos pero también muy caros.

Por último, dos puntos más para visitar y conocer. Para hacer un poco más de historia, debemos visitar el Coliseo y el Foro Romano. Lleva mucho tiempo porque el foro es muy amplio, y a veces las filas para entrar al Coliseo son eternas. Les puedo asegurar que cuando entré al Coliseo ,aquel 2009 cuando visité Roma por primera vez, se me puso la piel de gallina. Todo lo que pasó ahí, la historia que encierra, es imponente, es increíble. (DATO: la parada del metro es Termini).

Un barrio espectacular para visitar por lo bohemio y artístico es el Trastevere. Se encuentra del otro lado del río Tíber, un poco alejado de las atracciones anteriormente nombradas, pero vale la pena ir a cenar y también a almorzar. Son dos experiencias muy distintas ya que el almuerzo es más relajado, y para la noche hay toda una serie de restaurantes uno al lado del otro a orillas del mismísimo río.

Trastevere

Escribiendo me di cuenta que es mucho lo que hay en Roma y el post, por ende, se hizo bastante extenso. De tal modo, subo esta primera parte de Italia que tiene a Roma como protagonista de experiencias y vivencias, y la continuación en una próxima entrada. No se la pierdan porque hay mucho más!!!

Ojalá les sirva!!! y por favor quiero sus consejos también. Todo suma y sirve.

P.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s