Back to basics

basicos-5

Los básicos nunca pasan de moda, y siempre te visten para cualquier ocasión. Fácil de combinar, y con un buen par de accesorios (el que quieras) la rompen.

Con jean, con estampados, con diferentes texturas. El algodón y los colores neutros no rompen esquemas, pero se hacen notar. Uno siempre vuelve a aquellas prendas que hablan de simplicidad, ingenuidad, casualidad y cancherosidad.

Grandes aliados cuando no sabemos que ponernos ni cómo armar el outfit del día. Aquí les comparto un street style que tiene a las prendas básicas como protagonistas. ¡No se lo pierdan!

P.

El pasado es tu historia

sanar

Infinitas son las veces que llegan los pacientes a mi consultorio contándome su historia, y cómo esta historia los invade en el presente sin poder escapar de ella. Pacientes que sufren por ese pasado, y por este presente. Pacientes, atrevo a decirme, resignados por la historia vivida que no pueden cambiar, que se repite una y otra vez.

Paredes que encierran historias de dolor, de angustia, de padecer. Historias que no pueden explicar, que no pueden entender, que no quieren aceptar. Pero, al mismo tiempo, historias que siguen viviendo, que siguen contando y que siguen padeciendo. Como diría Rolón: pacientes “padecientes”. Otras tantas veces, son historias que se callan, se niegan, se barren “abajo de la alfombra”, y se hace de cuenta que nunca existieron ni nunca serán. Pero siempre se filtran, con sutileza, en voz baja. Y ahí están, haciendo ruido, molestando, lastimando. Intrusas.

Ocurre que la historia ES. Existe, está ahí, nos hace ser quien somos. Nos define, nos encuadra, nos modela. Son parte intrínseca de uno. Ya sea que la vemos pero no queremos aceptarla, o ya sea que la negamos como si la misma nunca ocurrió, en cualquiera de las dos formas no estamos integrándola a nuestra experiencia, a nuestra psique. La disociamos, no la dejamos ser, la mantenemos a un costado, allí donde no moleste “tanto”. Y esto, amigos míos, es lo peor que podemos hacer.

¿Por qué? Porque no nos permitimos re-significarla. Y, en consecuencia, no nos permitimos cambiar nuestra historia de aquí en adelante. Todo aquello que no aceptamos y, por ende, no integramos a nuestra experiencia no lo podemos sanar. Nunca vamos a poder liberarnos de ese dolor y los resabios de ese dolor salvo que nos conectemos con esa parte dolorosa de nuestra historia y la re-experimentemos. Es nuestra salvación y es el camino que tiene que hacer el alma para la sanación. Caso contrario, nuestra historia y nuestro pasado se repetirá en cada nuevo vínculo, en cada nueva experiencia, en cada nueva relación.

No podemos cambiar lo que ya ocurrió. No podemos hacer nada con el pasado que tenemos. Nuestra historia ya está ahí y forma parte de nuestra línea de tiempo. Pero sí podemos hacer algo con nuestro presente. Sí podemos reconstruir la historia de aquí en adelante. Sí podemos tener una experiencia distinta.

Por eso te digo: integremos, aceptemos, veamos, sintamos, experimentemos. Y enojémonos, peleémonos, lloremos. Liberemos las cargas del dolor. Y resurjamos más enteros, más sanos y más fuertes.

Besos,

P.

Tendencia: superponer prendas

superposicion-1

¡¡Hola fashionistas!!

El verano llegó con una moda totalmente novedosa. La superposición de prendas es una tendencia que rompe con todos los esquemas por presentarse como un estilo descontracturado y relajado.

Claves fundamentales para lograr este look:

  1. Usar colores neutros (blanco, negro, gris, crudo o derivados). La superposición en sí misma genera contraste, llama la atención, tiene su fuerza. Los colores deben acompañar a ese look, no ser protagonistas.
  2. Las telas de las prendas deben ser distintas, pero complementarse. Lo ideal es que una de ellas sea algodón (sobre todo la que irá debajo). La red también se usa mucho y y propone más rock.
  3. La remera que se elige para abajo debe ser, en lo posible, con cuello cerrado y mangas cortas. De esta manera evitamos la mimetización de las prendas y se deja más expuesta la superposición.

Las ocasiones para lucir esta moda puede ser la que quieran. No hay demasiados límites. Dependerá de cuáles son las prendas que eligen para lograr este outfit, o el tipo de trabajo que tengan (tal vez la superposición no es tan amiga de eventos laborales formales).

Les dejo, como siempre, un street style para conocer más sobre esta tendencia y armar su propio look. ¡Disfruten!

P.

Túnicas

tunica-4

¡Hola fashionistas!

Hoy elijo hablarles de un ítem que se hace presente en todos los veranos por su comodidad y frescura, pero que en este 2017 promete arrasar. Estoy haciendo referencia a las túnicas que ya no se reservan sólo para ocasión de playa, si no que rompe esquemas y se vuelven protagonistas en plena city porteña.

Son femeninas, livianas y, sobre todo, de estilo relajado. En tiempos como los que corren, a plena vorágine y velocidad, constituyen la prenda ideal porque no necesita ser combinada con nada más que con un par de sandalias que, incluso, pueden ser zapatillas. Fiel a un estilo boho chic debemos hacernos de una en nuestro armario.

¿Quieren ver cómo la lucen las celebrities e it girls del momento? Les comparto un street style que les va a fascinar tanto como a mi. ¡Disfruten!

P.

 

SOMOS

universo

A veces nos falta creer en uno mismo. Tenemos sueños, metas y proyectos pero a medio andar. Nos cuesta dar ese último paso de la concreción, de la realización. Sabemos que todo empieza en una “idea” y luego comenzamos a planearla. Le damos una forma. Pero ahí nos quedamos. Creemos que no nos va a ir bien, que no va a gustar. Comienzan los pensamientos “derrotistas” del tipo “me da miedo que pase tal cosa, me da miedo que no salga como quiero, me da miedo que si sale como sigo” y muchos etc.

A veces nos falta creer en uno mismo. Y nos sentimos menos que cualquier otra persona. No nos damos valor. Nos ninguneamos mentalmente. Y entonces nos hacemos pequeños ante los demás. Y nuestra actitud acompaña. Atendemos los detalles de desatención. Filtramos los detalles de interés. Simplemente no nos vemos.

A veces nos falta creer en uno mismo. Porque tenemos virtudes, porque tenemos cosas buenas, porque “somos”. Y con esa tan simple palabra estamos diciendo mucho. Somos muchas cosas, y en eso tenemos que creer. Somos cómo me veo, cómo me siento, cómo me pienso y cómo me trato. Somos una actitud, y esta actitud transmitimos. Claro que tenemos defectos, claro que cometemos errores. Pero lo que sana eso no es la comparación con un otro, sino el bucear en las más profundas profundidades del alma. Ahí reside la verdad, la sanación, la bendición y la calma.

Ninguna persona es más que otra persona, y ningún sueño es válido para renunciar. Podemos conseguir todo lo que nos propongamos porque somos abundantes en esencia. Podemos atraer todo, podemos ser todo. Vos sos igual a mi, y yo soy igual a aquel. Somos personas. Somos seres. Somos únicos en el universo. Somos iguales y distintos. Somos todo y nada. Entonces te digo:

“Querete, amate, creetela. Sos todo lo que quieras ser. Sos hermoso así como sos. Sos abundancia. Sos gracia encarnada. Sos plenitud. Sos existencia. Sos todo lo que está bien. Sos emoción. Podes tener el mundo que quieras. Todo está a tu alcance. Lanzate. Arriesgate. Animate. No se pierde nada con intentar. Todo está ahí. El mundo está hecho para los valientes. El mundo está hecho para los que arriesgan y viven. Eso. Sobre todo, viven”.

Y cuando digo viven digo que realmente están viviendo. No están sobreviviendo. Vivir es agarrar las experiencias. Probar, arrojarse al vacío. Y si te gusta alguien, decírselo. Y si te enojaste con alguien, decírselo. Y si pensas en hacer algo, hacerlo. Cuanto más lo pensás, más se complica todo. Más obstáculos aparecen. Vivamos que no hay nada más lindo que eso. Nada podríamos perder.

Y qué lindo llegar cansados al final del día de todo lo que hicimos. Y qué lindo poder decir “no me arrepiento de nada porque hice todo lo que sentí hacer”.

P.

BORDADOS

bordados-1

Una gran tendencia de la temporada de verano. Los bordados hablan de aires románticos, ingenuos y femeninos. Ya el invierno los tuvo en escena, pero ahora con las altas temperaturas se postulan para ser grandes protagonistas de lo que se viene.

Las flores son sus grandes aliadas. Bien grandes, de colores. Dicen presente en vestidos, blusas y cropped top. Ofrecen sofisticación a la prenda, y al outfit en general. Visten cualquier ocasión, y no dejan que pases desapercibida.

Vale la pena que se hagan un espacio en tu armario y que tengas al menos una prenda bordada. El jean genera un contraste con la pureza de los bordados dando lugar a un estilo mas descontracturado y rockero. Igualmente, lo que más me gusta de esta propuesta es su vasta posibilidad de combinaciones.

Les dejo un hermoso street style para inspirarnos y armar nuestro próximo outfit.

P.

Tendencia “Baby Doll”

musculosa-baby-doll-5

Mujeres bellas, ¿cómo están?

Hablemos un poco de la tendencia de lo “baby doll” como me gusta llamarlo a mi. Hace ya algún tiempo que podemos ver en las vidrieras de las principales marcas del país, como también en las pasarelas más famosas del mundo fashion, el vestido baby doll de color negro. Básico pero sensual.

Ahora también encontramos las musculosas que responden al mismo estilo y se lucen con jean para un look más informal, con cuero para inspirar rock y sensualidad, o bien con palazzo u oxford en caso de ser una ocasión un tanto más elegante.

Su tela, por excelencia, es la seda. Tendencia femenina, y súper sensual. Pero, como su nombre lo dice, con cierta ingenuidad. Me atrevo a decir que también tiene su parte jugada, dado que se acerca mucho al clásico y sexy camisolín que siempre se ha reservado para ocasiones íntimas y (muy) especiales.

Los colores: comienza a alejarse de los más clásicos y se anima a tonos más osados. Igualmente, en mi opinión, no hay nada para esta prensa como los neutros.

Un street style que nos llama a voces. ¿Qué opinan de esta súper sexy tendencia?

Tú creas tu mundo

creacion

¡Hola!

Todos los días de mi vida me despierto y busco conectarme con mi ser más interno, más esencial, más niño. Busco llegar a mi alma, y bucear en ella. Busco vivir a través de ella. Porque es lo que somos, ni más ni menos.

Ocurre que no siempre puedo, no siempre me sale y, en contadas ocasiones, me resigno y abandono. Pasan algunos días y me siento vacía, siento que me falta algo. Algo muy mío que sólo yo puedo conocer, que sólo yo puedo abrazar. Y vuelvo. Vuelvo a intentarlo todos los días, una vez más.

¿Me frustro? Muchísimas veces sí (si no todas). Pero creo, mejor dicho estoy segura, es parte del proceso para lograr la conexión infinita. ¿Quién dijo que iba a ser fácil? En realidad, nadie. Pero uno cree que así debería ser porque “cómo va a ser dificil darle bola al espíritu, cómo Dios (universo, energía, abuelo, o como cada uno quiera llamar a ese GRAN ser) nos la va a complicar”. Eso es lo que afirmamos y nos decimos. GRAN ERROR.

Entonces, se me ocurre compartirles lo que para mi alimenta el alma, libera de toxicidades y nos ayuda a vivir de un modo más “almático”. Esto es, más en paz, más en la fe, más en la calma. En fin, más en la dicha. Porque como me enseñan y me dicen en meditación: “somos conciencia, existencia y dicha”. Nada puede ir mal, o nada puede terminar mal. El universo es abundante, somos abundantes.

Aquí va mi humilde lista. Y digo humilde porque es lo que yo hago  (o como dije antes trato de hacer) todos los días y muchas veces me hace sentir bien, me ayuda, me libera de cargas. Todo lo estoy experimentando, y se los comparto porque me gusta compartir cosas lindas o cosas que pueden sanar (y acá van muchas sonrisas).

  1. DECIR GRACIAS. A veces, está la tendencia a mirar “el vaso medio vacío” o mirar “lo que falta, lo que no se tiene, lo que no hay”. Y ¿que hay con todo lo que poseemos? ¿Te estás sirviendo café con leche? Gracias por el café que estoy tomando. Gracias por la familia. Gracias por mi casa. Gracias por mis perros. Gracias por la cena. Gracias por mis amigos. Gracias por el auto. Gracias. Gracias por lo que sientan tener, por lo que pueden vivir todos los días. Gracias por abrir los ojos hoy. Agradecer trae dicha. Agradecer trae abundancia y riqueza.
  2. IMAGINAR TU DÍA TAL COMO QUIERES QUE SEA. Imaginar es una forma de crear. ¿Y sabían ustedes que nosotros creamos nuestro día? Lo pueden hacer con los más mínimos detalles o en un modo amplio. ¿Querés recibir tal respuesta, tener tal reunión, recibir tal mensaje? Imaginalo. O simplemente se puede decir “que mi día se desarrolle en amor y armonía”. Y no se olviden, una vez más, de agradecer. Dar lar gracias como si eso ya fuera dado.
  3. LO SIENTO, GRACIAS, PERDÓNAME, TE AMO. ¿Escucharon hablar del ho´ponopono? Es un mantra que se basa, también, en la idea de que nosotros somos los responsables de nuestra realidad. Es decir, creamos nuestra realidad. Este mantra ayuda a limpiar emociones y pensamientos negativos, a purificarnos, a sanar. No hace falta creer en algo en particular. Lo único que importa es repetir este mantra (en el orden que quieran) y confiar. Por lo tanto, ya saben. En sus ratos libres, en sus tiempos muertos, pueden repetir este mantra mentalmente y en voz baja una y otra vez.
  4. MEDITAR. Como ya les he hablado en un anterior post, la meditación diaria es súper importante y liberadora. Lo pueden hacer acostados, sentados de cara a su altar, o como más deseen. Conectarse con su respiración, con su cuerpo físico, con su aquí y ahora.
  5. FLORES EN SU HOGAR. No hay un día del año que no tenga flores en mi departamento. Cuando comienzan a marchitarse salgo enseguida a comprar su reemplazo. Dan color, dan vida, dan alegría. Las flores son elevadoras de nuestra energía. No lo leí en ningún lado pero es mi experiencia personal. Llegar a mi casa y ver flores me eleva.
  6. VELAS, SAHUMERIOS. Limpian, purifican, aromatizan, dan calidez, armonizan. Son parte esencial de mis noches, siempre.
  7. MÚSICA. Clave. Compañera de experiencias, anécdotas, momentos de calma. Música que eleve tu espíritu. Que te anime. Que te suba la energía. La que quieras vos, la que eso te genere a vos. Música viva.
  8. SER CUIDADOSO CON LAS PALABRAS. ¡Fundamental amigas! Se lo digo, siempre, a mis pacientes y lo implemento conmigo misma. Ojo con las palabras que usamos para referirnos a una misma, a la vida, a las situaciones, a un otro. Las palabras también crean. Es importante estar atento a esto y, en tal caso, inmediatamente retractarse. Ejemplos: “estoy re pobre” puede reemplazarse por “mi economía ha estado mejor en otro momento”, “mi vida es súper dificil” podría convertirse en “a veces las cosas podrían ser un poco más fáciles”. Lo que digo se manifiesta. Tengamos cuidado.

En fin, estas son algunas de las cosas que suelo practicar a diario. Tal vez me esté olvidando de alguna y, en ese caso, lo agregaré más adelante. Pero básicamente lo que debemos tener siempre presentes es que SOMOS LOS CREADORES DE NUESTRA REALIDAD, CREAMOS NUESTRO DÍA. Comencemos a responsabilizarnos de eso. Comencemos HOY.

P.

Looks Primavera 2016

look-primavera-10

¡BUEN DÍA!

La primavera es la estación de las flores, de los colores, de la alegría. Es la estación que nace después del invierno con sus días grises y nos anticipa al verano con sus días largos y festivos.

Pero también, al igual que el otoño, es la estación bipolar (como me gusta llamarla a mi). El clima se presenta indeciso y fluctuante. Por la mañana tenemos frío, a la tarde nos morimos de calor, y con la noche llega el fresco de vuelta. Asimismo, un día hace 27 grados, y al día siguiente podemos amanecer con 9 grados. Como ya podemos darnos una idea, se vuelve un poco difícil elegir la ropa.

Aquí les dejo algunos looks primaverales que se adaptan a cualquier clima, y son cancherísimos. ¡¡Espero les guste!!

P.

La vulnerabilidad del amor

kinopoisk.ru

En la experiencia de amar hay una entrega. Una entrega profunda, intensa, total. Una entrega que, de tan enérgica, nos vuelve frágiles. Vulnerables. Y, como me gusta llamarlo, vulnerables al amor. Al amor que nos puede dar un otro, y de repente, así sin más, quitárnoslo. El desgarro de no ser queridos en reciprocidad. El desgarro de no seguir siendo elegidos. El sentirnos, en cierto modo, quebrados. O vacíos. O sin nada. La vulnerabilidad al amor, como la llamo yo.

Miedo a no tener el control. Miedo a no tener el manejo de la situación. Miedo a no saber qué va a pasar. Miedo a la incertidumbre. Miedo a esta vulnerabilidad. Miedo que, muchas veces, lleva a evitar la experiencia de amar. Tal vez no a un nivel conocido por nosotros. Pero sí a un nivel tácito. ¿Cómo funciona este nivel? A partir de programas que tenemos instalados y próximos a activarse frente a determinadas situaciones que los involucran. Programas construidos a partir de experiencias tempranas, y experiencias posteriores que corroboran las primeras. Programas que tenemos que re programar. O conocer. Y conociéndolos, identificándolos, poder controlarlos. Y, así, “re-chipear” nuestro sistema.

Entonces vemos que elegimos un determinado perfil de chico, nos enganchamos de la persona que no se engancha con nosotras, buscamos excusas para que no nos guste el que nos elige, nos volvemos pretenciosas. Nos boicoteamos. Porque es la manera más fácil de salir “airosas”, sin posibilidad de angustia, ni sufrimiento. Por evitar sufrir, evitamos la más linda experiencia que es la de amar.

Creo que dramatizamos el vínculo de pareja. Lo pensamos en un nivel distinto que otros vínculos. Por ello, el sufrimiento va a ocurrir y va a ser terrible. “En el vínculo de pareja nos pueden lastimar”. “En el vínculo de pareja nos pueden dejar”. “En el vínculo de pareja estamos todo el tiempo jugando con el dolor, el abandono, el rechazo”.¿Y quién dijo que el vínculo de pareja es distinto a otros vínculos? ¿Quién dijo que en un vínculo de amistad no sufrimos, o no estamos expuestos a la posibilidad de sufrir?

Es verdad que compartimos desde un lugar distinto, y nos entregamos en cuerpo y alma. Pero es un vínculo como cualquier otro, donde pueden pasar cosas, pero donde también podemos salir fortalecidos y con aprendizajes nuevos y distintos. Es verdad. Amar es ser vulnerable. Es darle la posibilidad a un otro de lastimarnos. Es sentirnos frágiles pero fuertes al mismo tiempo. Es la máxima felicidad, y tal vez la más dura realidad. Pero vale la pena vivirlo. Si hay que sufrir, que sea por amor.

Creo que, de cualquier lado por donde lo mires, la experiencia de amar es linda, es gratificante, es amplia, es almática, es esencial. Y creo que, mires por donde lo mires, vale la pena amar y ser amado. Entregarse a un otro. Abrirse a un otro. Y dejarse llevar.

No te cierres más. Abrí las alas. Abrazá al otro. Da oportunidades porque vas a estar dándoTE oportunidades. AMEMOS que no hay nada más lindo que eso.

Hoy leí: AMAR ES LIBERTAD. Y es tal cual.