DIY: plantar cactus y suculentas

portada

¡¡Hola chicas!!

Las plantas son un gran elemento decorativo para cualquier hogar. Quedan bien en cualquier rincón, y aportan vida y calidez al espacio. Los cactus y las suculentas se encuentran en boga por ser fáciles de cuidar, requieren poca agua y sólo cuando la tierra está seca. Son plantas que pueden estar tanto en exterior como en interior, y además son pequeñas por lo cual no ocupan mucho lugar.

Ya sabemos que cualquier recipiente puede ser válido para plantar, incluso una botella de plástico. Por eso, hoy les traigo un do it yourself muy sencillo para hacer de tu lugar un espacio verde.

NECESITAN:

necesitan

  • una botella de plástico transparente (de agua, por ejemplo),
  • un cactus y una suculenta de tamaños pequeños,
  • tierra,
  • arpillera o alguna tela que les guste
  • gotita para pegar

PASO A PASO:

  1. Miden la botella, y la cortan en los 10 cms para que les quede una especie de maceta. (DATO: recorten un círculo muy pequeño en la parte inferior de la botella para que drene el agua al regar. Yo lo quise hacer al final de todo el proceso y me está costando un poco. Igualmente, lleva poca agua y no es extremadamente necesario, pero háganlo).
  2. Vuelcan tierra hasta aproximadamente la mitad (dependerá del tamaño de las plantas que eligieron).

paso-23. Trasplantan el cactus y la suculenta y agregan más tierra para tapar las raíces.

paso-3

4.  Finalmente, viene la decoración del recipiente. Y lo dejo a criterio de ustedes y como más les guste. Yo le puse una franja en la parte inferior de la botella porque ya tenía esa tela en casa y me gustó como quedaba. Pero también pueden forrar todo el recipiente con arpillera y queda divino. Puede usar telas con diseños más rococó o retro y también queda canchero. y ¡LISTO!

¿No es lo más?

Quiero fotos de sus macetas por favor!!

P.

 

 

 

 

Pasta salad

pasta-salad

¡Hola hola!

Creo que hace un montón que no les comparto una receta, y hace unos días subí un post al instagram y me olvidé de dejarles la receta en el blog. Eran una de esas noches de calor insportable por lo cual necesitaba cenar algo súper fresco. El problema es que la ensalada no me llena, no me deja satisfecha y siento que me falta algo.

Por tal motivo, me decidí por una ensalada de pasta, y ahí todo cambia. Me fijé lo que tenía en mi heladera y me puse a inventar. Cuestión que el invento salió riquísimo y aquí les dejo el paso a paso. ¡Disfruten!

INGREDIENTES:

  • un durazno
  • 1/4 de cherrys
  • pasta corta (yo tenía moñitos)
  • y eso es todo lo que tenía (qué verguenza! y qué rico!) pero le pueden agregar zanahoria, kanikama, atún, choclo y lo que más les tiente

PASO A PASO:

  1. Hervir la pasta.
  2. Mientras tanto, cortamos el durazno en gajos y los cherrys en mitades.
  3. Cuando la pasta está al dente, colar y pasar por agua fría para enfriar.
  4. Unir con el resto de los ingredientes, ponerle aceite de oliva y salpimentar.
  5. Si tienen semillas diversas, agréguenselas  porque queda genial. ¡¡Yo las uso para todos!!

P.

 

 

The Walking Dead: un análisis psicológico

Estoy completamente abstraída en el mundo de The Walking Dead como nunca imaginé que me pasaría. Siempre estuve bastante reacia y resistente a la idea de ver una serie de zombies al mismo tiempo que mi mamá me decía “Pau la serie tiene a los zombies dando vueltas pero va más allá de eso la historia”. Y ¡cuánta razón tenía! No va más allá, va súper más allá. Trasciende esa temática ampliamente y, si logramos verla con perspectiva, deja un mensaje fabuloso y profundo.

La humanidad (en realidad, humanidad es tan sólo una palabra que trata de definir algo y en sí misma no es nada. No es más que multitud de personas, o más bien multitud de personalidades). Esa masa de personas que viven, que luchan, que trascienden. Y la serie nos muestra eso. Nos muestra la lucha de los sobrevivientes por seguir respirando, la lucha por conseguir comida, refugio, seguridad. En paralelo, se ven reflejadas las miserias humanas y las fragilidades de las personas en momentos límites. Vemos cómo las personas van transformándose a medida que pasan los días y siguen en pie. Entendemos como su debilidad se convierte en fortaleza, y también nos encontramos con el egoísmo y la individualidad (tan característico, a veces, en muchas personas… o, si se quiere, en la humanidad). La lucha por sobrevivir. Aparece la compasión, la bondad, la ayuda y el compartir. Pero también aparece su contraparte: el aislamiento, la mentira.

Asimismo, The Walking Dead refleja la importancia del aquí y ahora, que muchas veces lo leemos, lo escuchamos, lo pensamos pero nos cuesta aplicarlo. Porque, total: “siempre hay tiempo, tengo tiempo, mejor mañana, pero dentro de un mes mirá si…” etcétera, etcétera y más etcétera. Y nos olvidamos de vivir hoy, de que estamos vivos hoy. Los protagonistas de la serie no saben si mañana van a despertarse, la muerte los acompaña como una sombra. Entonces es cuando aprenden que fluir es la mejor opción y que sentir va de la mano. Interesante, ¿no?

¿Alguna vez se preguntaron qué harían hoy si supieran que el mañana no va a estar? ¿Alguna vez se preguntaron si preocuparse por dentro de tres días vale la pena? ¿Hay que vivir al límite para aprenderlo? ¿Tiene que pasar algo malo para darse cuenta cómo hay que vivir? ¿Alguna vez se preguntaron cómo vivirían si pasara lo que la serie muestra? ¿Cómo serían, qué harían, si podrían?

Todas estas preguntas aparecen planteadas de trasfondo. Veamos un poco más de lo que vemos. Escuchemos un poco más de lo que escuchamos. Veamos con otra perspectiva y la serie nos va a sorprender.

¡Aplausos!

P.

 

 

 

 

Hair Style: Trenzas

trenzas-5

¡Hola a ustedes!

El verano tiene todo lo lindo que una estación puede tener menos la humedad. La piel la sentimos pegajosa, y nuestro pelo de repente es melena leonina. Por eso es que buscamos aquellos peinados que controlan un poco el cabello y uno de los más recurrentes por su estilismo y comodidad son las trenzas.

Hay muchos tipos de trenzas para probar y no aburrirnos nunca: la común, la princesa, la espiga, la cocida. Luego podemos hacer media trenza, usando todo el pelo, sólo un mechón al costado. Es decir, podemos usar nuestra imaginación y dejarnos llevar. De cualquier modo, son frescas, lindas, chic y femeninas. Para día, para la playa y para la noche.

Les dejo algunas imágenes para copiar looks, y un tutorial con cuatro opciones de trenzas (link en palabra “tutorial”). En youtube pueden encontrar muchos más! ENJOY!

P.

V E R A N O

verano

El verano tiene ese “no se qué”. La gente se ve más alegre, con ganas de encuentros, de compartir. Las terrazas se llenan de amigos, de parejas, de conocidos, de citas. La ronda de cerveza es un aliado de los atardeceres. Estamos más sueltos, más relajados, más serenos. El sol nos sienta bien. El olor a mar nos energiza y llena de buenas vibras.

“Ir a tomar helado” es la excusa más fácil para salir a la calle. La pileta se hace nuestro mejor amigo. Y ni siquiera el trabajo nos pesa tanto.

Ver el cielo azul, escuchar a los pájaros cantar, los árboles más verdes que nunca y flores por todos lados. Eso es lindo. Pequeñas cosas que nos sacan una sonrisa. Los días son más largos, la noche tarda en llegar y el sol está ansioso por salir. Sentimos que tenemos más tiempo para hacer cosas, que nada nos corre tanto. Ver a la gente contenta ya nos pone contento a uno.

El verano tiene ese “no se qué”. El verano es una danza del alma. El verano tiene brillo propio. Hasta la ropa de verano es genial. Es cómoda, es casual, simple, es colorida, es vibrante.

Pareciera que en verano no hay problemas. Sólo risas y más risas. En realidad, es un modo de vida, o un estado mental. Estado que deberíamos sostener a lo largo de todo el año. Porque el verano es la vida. La vida es eso. Es disfrutar de cosas pequeñas, es disfrutar de la naturaleza, es disfrutar del otro. Es puro disfrute.

El verano tiene ese “no se qué”…

P.

 

 

 

En verano… ¡short de jean!

short-jean-4

¡Hola gente!

En los días de mucho calor mi gran aliado y compañero es el short de jean. Me resulta una prenda súper cómoda y muy combinable, sobre todo en los tiempos que corren en donde el estilo casual y relajado es hit.

Puede usarse tanto de día como de noche dependiendo cómo lo acompañes. Los accesorios marcan la diferencia. Los hay estilo nineties de tiro alto y apretados, en contra posición a los boyfriend que se caracterizan por ser sueltos, rotos y tiro bajo. Estos últimos pueden lucirse con un cinturón y queda cancherísimo y un tanto rockero.

Me gusta que se están viendo mucho con camisas, y me parece una bomba total. Aporta una cuota de estilismo y roza lo chic. Y, por supuesto, son los indiscutidos “must have” de los días de playa. Es una opción interesante acompañarlos de una túnica para darle un toque relax.

Aquí les dejo un street style seleccionado para ustedes. Espero disfruten.

P.