Direccionar la energía

merecer

Energía. La vida es energía. El universo también lo es. Y todo lo que vemos y tocamos son manifestaciones de esa energía. Vos, yo, cada uno de nosotros, somos parte de esa energía.

Desde este punto, la vida es transformación, y es uno quien elige en qué queremos transformar nuestra experiencia. Por eso, se vuelve importante saber direccionar nuestra energía para crear la vida que uno quiere tener. Mientras no sepamos exactamente hacia dónde estamos yendo, cuál es nuestra gran meta, qué deseamos o qué necesitamos, experimentaremos confusión, dudas, debilidad. Cada paso nuevo se verá obstaculizado. Sentiremos que las cosas nos cuestan, que no salen como nos gustaría, y no entendemos porqué.

Ocurre que, durante todo ese rato, nuestra energía está fluyendo de una cosa a la otra, algo así como “vagando de aquí para allá”, sin nada concreto a lo que aferrarse. Hoy ponemos la atención acá, y mañana ponemos la atención allá. Y así pasan los días. Estamos “en el limbo”.

A la energía hay que darle una forma. Y, para eso, lo primero que debemos tener es una idea clara de qué queremos para nuestra vida. Lo que sea. Y visualizarlo de la forma más detallada posible. Y amarlo con cada una de nuestras partículas. Y abrazarlo con el alma entera. Y sentirnos merecedoras de eso. Entonces sí, la energía la estamos direccionando correctamente. Tiene un foco, y hacia allí va.

Entonces, de repente, vemos que las cosas comienzan a darse. No hay obstáculos. Las oportunidades aparecen. Sólo existen soluciones. Los caminos se abrieron. Porque el universo entero conspira a tu favor.

No olvidar:

  • visualizar con fuerza,
  • amar con fuerza,
  • saber con fuerza cuánto te lo mereces,
  • creer con fuerza.

Recuerda siempre: cuando sabemos lo que queremos y hacia donde queremos ir, la magia se hace en nuestra vida. Todo el universo es nuestro, está dentro de cada uno de nosotros.

P.

Home deco: relax time

bed 1

¡Hola chicas!

Si vamos a hablar de decoración, hablemos de armar rincones de descanso. Esos rincones que nos ayudan a bajar las revoluciones, que nos conectan con nuestro ser. Puede ser un lugar de lectura, un lugar de escritura, un lugar donde simplemente disfrutamos “estar”.

Si tu casa te lo permite, está bueno dedicar un ambiente a este lugar. Y “sillones cama” son ideales para este lugar. Genera una onda descontracturada que es, precisamente, lo que queremos lograr con este espacio. Algunos tips:

  • muchos almohadones
  • verde, plantas. Cuelga macetas, cactus, suculentas. Resulta en un estilo bohemio muy lindo
  • libros. Una biblioteca queda divino, si no hay mucho espacio, en el piso me encanta
  • mantas
  • y mucho amor

Que tena tu estilo personal. Que hable de vos. que te sientas cómoda. Que sea tu lugar. Ese es el objetivo.

También, dato extra, cuando hablamos de monoambientes estos “sillones cama” quedan muy cancheros y son mega prácticos. Hacen, a la vez, de sillón y cama. Pensalo.

Les dejo algunas fotos que me enamoraron y me inspiran para algún futuro.

Disfruten!

P.