Signo: Escorpio

escorpio

Llegamos al signo de Escorpio, uno de los más interesantes en mi opinión.

Elemento: agua

Frase: YO DESEO.

Las personas escorpianas quieren bucear en las más oscuras profundidades del alma. De la suya propia y la de los demás. Analiza, descubre, conoce: las sombras, las miserias, las debilidades. Y desde ese fondo emerge, se transforma. “El ave fenix”.

Las personas nacidas bajo este signo suelen ser reservadas. No se abren a cualquiera, y no siempre muestran todo de sí. Eligen con quien hacerlo y cuando hacerlo. Son personas muy vinculadas con lo emocional, viven cada acontecimiento de forma muy intensa, apasionadas. Muy sexuales también. Les gusta ayudar al otro por lo cual es muy habitual que entre los escorpianos encontremos muchos analistas, psicólogos, terapeutas.

Se caracterizan por una gran capacidad perceptiva. Esto, junto con la introspección que las acompaña, les permite adquirir fortaleza espiritual con el correr de los años.

Ahora bien, como todo signo, Escorpio también puede mostrarse inarmónico. Podemos cruzarnos con personas muy controladoras que usan las sombras que ven en los demás para manipularlos a sus aires. Pueden jugar con las emociones ajenas. En muchos casos, se ve mucho rencor: “no olvidan”. Muchos celos, posesividad, obsesiones. Esto hace que sean personas, a veces, difíciles para relacionarnos.

Qué trabajar con Escorpio: la necesidad de control, los límites, la apertura al mundo exterior, la desconfianza.

¡¡Espero les haya gustado!!

P.

 

 

 

 

 

Anuncios

Montaña Rusa Emocional

cambio

Por donde empezar. Este posteo es muy personal porque habla de mi. De cómo estoy yo ahora. De cómo me siento. De todos los movimientos que está sintiendo mi alma día tras día. CAMBIO. Vamos a comenzar con esta palabra, tan normal  si se quiere pero tan intensa.

Cambio implica salir de nuestra zona de confort. Esta famosa zona por lo conocida que nos resulta y, en algún punto, por lo cómodas que nos sentimos en ella. Esto no quiere decir que no deseemos salir, o que nos sintamos bien dentro de esta zona. Pero, es lo que conocemos, es a la cual pertenecemos hace rato. Romper el caparazón y salir de ella, muchas veces, es una tarea difícil. El cambio nos dice “dale, animate, sali a buscar al nuevo, deja atras viejos patrones y lanzate al mundo, toma la decisión, arriesgate, descubrite en un lugar distinto”. Básicamente, nos dice TOMA UNA DECISIÓN. Y aquí viene otro gran punto de partida para empezar.

Casi siempre, salvo en casos súbitos e imprevistos, el cambio viene de la mano con una decisión. ¿Decido seguir como estoy o doy un giro a mi vida? Y, como toda elección, algo se gana y algo se pierde. Es arriesgarse. Pero arriesgarse por algo que puede llegar a ser hermoso. Ojo, también puede ir mal, pero que vale la pena seguro.

Y, ahora sí, mi alma puede expresarse mejor. Yo estoy en este momento. Se avecina un gran cambio en mi vida. Positivo, lindo, especial. Decidí y salgo de mi zona de confort. Me arriesgo, apuesto. El cambio es movilizador. Mueve todas las estanterías que tan bien ordenadas tenías. Tu reserva emocional, de repente, se descontrola. Y las emociones van y vienen, suben y bajan, y hacen con vos lo que quieren. Montaña rusa emocional. En cuestión de segundos puedo pasar de alegría a furia, de furia a angustia, de angustia a miedo, para volver nuevamente a la alegría. Y así todos los días. Si bien la felicidad me desborda, sobre ella encuentran su lugar emociones encontradas. La sensibilidad está a flor de piel.

Esto es el cambio. Claro está que algunos podrán manejarlo mejor que otros. En mi caso, me resulta un poco dificil. Pero, de algo estoy segura y esto es lo que quiero transmitirles: ¡¡VALE LA PENA!!:

“Vale la pena probar, conocer, descubrir, bucear, aprender, decidir, salir”

La vida es esto. La vida no es quieta. Es movimiento, es cíclica. Y nos llama siempre a vivirla a tope. Y vivirla a tope es ir por lo que uno quiere. Y si eso es perder algo para ganar otra cosa. Entonces, vale la pena. No creo estar perdiendo nada, sino ganar. Ganar experiencia. Ganar vida. Ganar amor.

Me propongo ver desde otra perspectiva. Hasta este escrito veía como “pierdo esto, pierdo esto otro”. En realidad, mi mente con sus miedos, dudas, fantasmas, lo veía de ese modo. Mi alma sabe que no pierde nada, sino todo lo contrario. Y que es maravilloso lo que se viene. Hoy cambio mi mirada. Hoy decreto ver el cambio como algo hermoso que el universo me está dando.

GRACIAS VIDA, GRACIAS CIELO, GRACIAS UNIVERSO.

P.

 

 

 

 

 

 

 

Signos: Libra

libra

El último signo que vimos fue Virgo y el que le sucede es Libra. Signo de aire regido por el planeta Venus. Su palabra: BALANCE.

Los librianos son personas que buscan la armonía y el equilibrio en su ser, pero sobre todo en el entorno. La paz, la justicia, el balance: los propósitos de este signo. Son personas muy sociales, siendo la pareja un aspecto fundamental. Buscan compartir con un otro, acompañar y sentirse acompañados. Suelen ser cordiales, amables, de buenos modales. Tienden a evadir el conflicto lo que, en ocasiones, resulta en personas que se muestran de una manera cuando en realidad se sienten de otra. Intentan complacer al otro, a veces en demasía.

Son idealistas, característica que muchas veces puede guiarlos a desilusiones. Con gran sentido de lo estético, busca la belleza en todo su alrededor. Tiene un gran poder para acomodarse y buscar el orden en sus relaciones. Espera la determinación del otro para el libriano colocarse en un lugar. Pone la decisión en manos del otro.

Como sabemos, todos los signos pueden tener su energía desarmonizada. En el caso de Libra, dicha energía puede manifestarse como personas muy manipuladoras y ambivalentes en sus relaciones. Pueden ser personas frívolas y caer en la hipocresía. Esta dificultad para tomar decisiones o poner límites puede llevarlos a ciertos aires de falsedad para con los otros.

Qué trabajar con un libriano: su baja tolerancia a la frustración, su temor al conflicto, su ideal de que todo esté bien.

Su luz: capacidad de diálogo, de escucha, moderadores. Personas pacíficas.

No nos olvidemos que estas características manifiestan la energía del signo. Las luces y sombras. Pueden potenciarse o no según los aspectos de los planetas, el ascendente y la luna. Siempre la persona tendrá la energía del signo solar en el cual nació, pero hay muchas cosas más a tener en cuenta para poder describir con más exactitud el alma de una persona.

P.